Este año fue muy importante para La Maquinita: abrimos tres nuevas sedes y en consecuencia ampliamos notablemente la comunidad maquinera. Desde 2013 hasta hoy fueron muchas las empresas que pasaron por nuestros espacios, y muchas también las cosas que aprendimos como equipo a lo largo de ese tiempo.

Esta semana entrevistamos por primera vez a Martín Orlando, Juan Manuel Otero y Marina Corbata, founders de La Maquinita Co, para conocer cómo fue su experiencia como emprendedores, cuál es su perspectiva en relación al desarrollo del emprendedurismo en nuestro país y qué insights pueden brindarnos en esta temática. ¡Conozcan el punto de vista de nuestros founders en la siguiente nota!


Martín Orlando, Marina Corbata y Juan Manuel Otero, founders de La Maquinita Co.

Teniendo en cuenta el tipo de empresas que se suman constantemente a la comunidad maquinera deben tener un panorama bastante amplio del emprendedurismo actual en Argentina. ¿En qué instancia consideran que se encuentra hoy en día?

Juanma
A nivel mundial el emprendedurismo crece en forma exponencial. Argentina tuvo grandes crecimientos en los últimos años y si bien el 2016 trajo una cierta meseta, confiamos en que sea algo momentáneo.

Martín
Somos un país emprendedor con un montón de empresas importantes diseminadas por el mundo. Quizás este último año la economía no acompañó en general y eso se ve mucho en el día a día del emprendedor, que siente los golpes económicos con mayor intensidad. De todas formas tenemos muchas expectativas puestas en el año que se viene.

Maru
Creo que nuestra legislación todavía no está acompañando del todo. Si bien hay mucha cabeza y equipo con ganas de emprender, nuestra burocracia no sigue el ritmo. 

Martín
Generalmente las empresas emprendedoras tienden a ser de servicios, y si la economía macro no acompaña su actividad se frena mucho. En las industrias que más se ajusta es en marketing, publicidad, comunicación, etc. y en el mundo emprendedor creo que fácil el 50% se debe dedicar a eso. Es todo una cadena. Igualmente creo que este último año se empezó a pensar mucho más en el emprendedor y en cómo ayudarlo y potenciarlo, así que el panorama es bueno y alentador. Veremos qué nos depara el 2017.

Uno de estos enfoques del gobierno orientados hacia el emprendedor es la ley de emprendedurismo. ¿Qué opinan sobre este proyecto?

Juanma
El proyecto es un muy buen puntapié: cualquier persona va a poder crear una empresa en un día y tener mayores facilidades para buscar inversores, entre otras cosas.  Igual me parece que no nos tenemos que quedar en esto, se necesita facilitar mucha más ayuda en términos de inversiones para empresas pequeñas. Hoy no es nada fácil sacar créditos y los intereses no son los mejores, por lo cual si bien la ley sería un muy buen empuje para el emprendedor, considero que queda un montón por desarrollar.

Maru
Nos pasó de viajar a EEUU por trabajo, tener sólo dos días para resolver cualquier cantidad de procesos burocráticos y poder lograrlo en tiempo y forma. Eso en nuestro país eso hoy en día sería imposible, hubiéramos tardado meses en hacerlo. Otros países permiten que uno en simples pasos online pueda resolver muchísimos aspectos burocráticos que implica emprender, y por suerte todo indica que Argentina va orientándose hacia ese resultado con este proyecto de ley.

Martín
De todas formas es importante destacar que la ley lo único que puede generar es un marco, que es totalmente necesario y tiene que estar, pero no sólo por tener una ley vamos a tener más o mejores emprendedores. Esto depende de muchas cosas más, entre ellas, que el país esté en crecimiento.

Juanma
En líneas generales la gente está tendiendo a emprender más que antes, y es importante que el gobierno acompañe con mucha fuerza a estos cambios. Esperamos que así sea.

La gente está emprendiendo más, es cierto. Dicho esto: ¿Les parece que la relación de dependencia tiene fecha de vencimiento?

Juanma
El camino del emprendedurismo está abierto para todos, pero no es para todos. Formar tu propio proyecto requiere mucho sacrificio, y la gente tiende a pensar que es más fácil de lo que en realidad es. No creo en absoluto que vaya a desaparecer la relación de dependencia, porque el emprendedurismo no es para todo el mundo.

Considerando estas percepciones que tiene la gente, ¿podríamos afirmar que emprender está de moda?

Maru
No creo que esté de moda ser emprendedor, pero sí su estilo de vida. Libertad, autonomía, trabajar sin tanta estructura formal, son características que suenan bien. La realidad es que a la hora del trabajo no es todo tan simple, y tiene mucho que ver con la personalidad de quien emprende.

Martín 
A mi no me parece que sea una moda, pero creo que sí vamos hacia un mundo más emprendedor. Tomá el caso de internet: gracias a su auge donde antes había seis monstruos vendiendo, por ejemplo, cervezas hoy tenés quinientas marcas.  La oferta y en consecuencia el mercado se están diversificando muchísimo, estamos tendiendo hacia una economía más regional. Para mí el emprendedurismo no es una moda, es una consecuencia de la posibilidad que hoy nos ofrece internet. 

Juanma
Internet además de la diversificación nos da algo importantísimo para emprender: el acceso a la información. En el caso de la cerveza que nombró Martín, por ejemplo, hoy en internet encontrás la formula para armar cualquier producto, incluso cervezas. Está todo ahí, esperando que alguien lo busque y decida producirlo.

Maru
Si, pero no creo que sea un formato de trabajo para cualquiera. Estoy de acuerdo en la variedad y el abanico de opciones que dan lugar a que afloren más emprendimientos, pero de todas formas hay que tener una cierta constitución para emprender.

Martín
Por supuesto que va depender del aguante que tenga cada uno, lo preparado que esté. Pero las posibilidades hoy existen y son para todos.

Y a esta gente que está empezando a emprender, ¿Qué consejo le darían?

Juanma
Que tengan bien en claro qué quieren ofrecer y armen un buen equipo en consecuencia, siendo conscientes de que ninguno es el dueño de la verdad. 

Maru
Sí, totalmente: equipo y perseverancia. No se habla porque sí de la cultura del fracaso, es algo real y a quienes les termina yendo bien es a los que no se bajaron del barco. Bancarse el cachetazo emocional cuando las cosas salen mal no es fácil cuando la empresa es tu propio proyecto, al que tanto amor le pusiste. Hay que resistir esos golpes, y no es nada sencillo.

Martin
El modelo de negocio siempre va acomodándose y cambiando hasta que se encuentra el que sí funciona, y para eso es importantísimo bancarse las frustraciones y animarse a cambiar si es necesario.

¿Tuvieron alguna gran frustración en la creación de La Maquinita?

Martín
Siete por día, mínimo.

*Risas*

Juanma

Una gran frustración es cuando se te va una empresa grande, que si bien es parte del desarrollo lógico y positivo del mercado, te hace dudar. ¿Por qué se fueron? ¿Llenaremos el espacio?

Maru
Yo me desesperaba cada vez que se iba una empresa, hasta que entendí que es parte del proceso y que siempre terminan apareciendo otras nuevas. Es parte del proceso.

Martín
Te acostumbrás a vivir así. Nosotros tratamos de no estancarnos en los fracasos, pero tampoco dormirnos en los laureles del éxito. No somos de tirarnos abajo pero tampoco de creérnosla, porque si un día decis ‘qué bien me esta yendo’, al otro día es probable que te salga todo mal.

Juanma
Hay que tener cierto grado de optimismo, siempre sabés que van a pasar cosas malas pero también es importante apuntar constantemente a que va a venir algo mejor.

Maru
Es imprescindible la personalidad del optimista en el equipo, definitivamente. Pero también la del miedoso, el precavido. 

Martín
Cuando arrancamos con La Maquinita ese era yo, a todo decía ‘esto me da miedo, esto me da miedo’, Maru me quería mandar al psicólogo.

*Risas*

Juanma
Tenés que tener todos los perfiles. El optimista, el dramático, tener distintos puntos de vista le da un equilibrio necesario a la empresa.

Martín
Quizás la palabra no es exactamente optimismo, es animarte a pasar lo que creés que tenés que pasar, apostar a tu idea. No es solamente mirar lo bueno, es creer, avanzar, tener un norte que seguir aunque las cosas no salgan siempre bien.

Para cerrar, nos puede mencionar cada uno una empresa que le haya llamado la atención a lo largo de estos años de Maquinita?

Juanma
Para mí una empresa a destacar es Strands. Crearon una app que genera un resumen que facilita gastos y finanzas en la cuenta bancaria. Directamente con los extractos del banco la app te arma un resumen de cuánto gastaste en cada categoría. Más allá de la idea, que me gusta, me encanta la filosofía de su equipo: son todos compañeros de la facultad que llevan las operaciones en argentina de una empresa en España y laburan juntos hace 3 años. Tienen un buen producto y una filosofía que acompaña con un equipo sólido. No compiten entre ellos: colaboran, son un equipo.

Martín
Yo podría decir Bitex.la, ex maquineros. Empezaron con el negocio del bitcoin creyendo a full en eso cuando prácticamente nadie lo tenía en cuenta. Confiaron en su norte, fueron súper constantes y perseverantes, trabajaron siempre en una empresa horizontal y desarrollaron un producto que funciona, que es útil. Su app hace exactamente lo que dice que va a hacer: entrás, ves cuánto cuesta el bitcoin y podés vender, comprar y transferir. Crearon un producto en función de una necesidad existente. No generaron una necesidad, la identificaron.

Maru
A mí me gusta mucho Nubimetrics, están actualmente en La Maqui Villa Crespo. Tienen una app que te hace una ‘foto’ de tu estado en MercadoLibre en relación a tus compras y ventas. Hoy en día el comercio virtual está en todos lados: Facebook, Instagram, Mercadolibre. Está buenísimo contar con una app que te facilite estadísticas tuyas y de tu competencia, para tener algo que te guíe y te indique por dónde conviene encarar el negocio.

¿Y algún caso de éxito?

Martín
Un buen ejemplo podría ser uno de nuestros primeros clientes, Crowdcurity (hoy Cobalt).  Eran cuatro ingenieros daneses que llegaron a la Maqui sin ninguna idea concreta: vinieron durante un mes y medio a pensar qué hacer. Pitcheaban ideas entre ellos, eligieron una y se largaron a desarrollarla.  A los tres meses tenían su web y a los seis entraron a una incubadora. Hicieron todo el recorrido del startup clásico y en menos de un año total juntaron un millon de dólares. Para nosotros ver eso fue increíble. 

Otra empresa que vimos crecer desde adentro es Bluesmart. Llegaron a la maqui con una valija de cuero vieja y la cortaban acá, literalmente eso hacían. Y pensar que de eso pasaron a vender valijas inteligentes en el MoMa… la verdad hay que sacarse el sombrero.

¡Gracias Martín, Maru y Juanma por la entrevista!

 

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardar