En el mes del Oktoberfest entrevistamos a los fundadores de Bierful, un club para fanáticos de la cerveza artesanal que opera desde La Maquinita del Soho. Bajo un modelo de suscripción, los miembros reciben cada mes nuevos estilos y sabores cerveceros para degustar. Sus fundadores, Horacio Andrés y Gerardo Raiden, full time dedicados al proyecto, nos cuentan cómo funciona este club birrero en la siguiente nota.

Bierful en 140 caracteres
Bierful es un club que permite a sus socios, cada mes, recibir y descubrir nuevas cervezas artesanales adaptadas a sus gustos.

¿Cómo funciona?
Bierful es un ecommerce de suscripción. Nuestros socios reciben cada mes nuevas cervezas artesanales seleccionadas por especialistas en base a sus gustos. También reciben material formativo, fichas técnicas y contenidos que los ayudan a descubrir este inmenso mundo de la cerveza artesanal. Gran parte de la experiencia se vive en nuestra plataforma web: allí nuestros socios pueden coordinar las entregas, valorar las cervezas, consultar fichas técnicas, información sobre estilos, cervecerías y mucho más.

¿Por qué se consideran un “club”?
Aspiramos a ser una comunidad de amantes de la cerveza artesanal. No se trata solamente de comprar cerveza, sino de ir descubriendo nuevos estilos y cervecerías, y aprendiendo sobre lo que nos trae este nuevo mundo. Existe un universo mucho más rico que el “rubia, roja y negra” al que el mercado nos tiene acostumbrados.

Además, con las valoraciones y comentarios de nuestra tribu cervecera podemos darle feedback muy valioso a las cervecerías, así saben lo que funciona y lo que no. Creemos que de esta manera ayudamos a crecer al movimiento de cerveza artesanal en el que creemos y del que somos parte.

¿Cómo adaptan las cervezas al gusto de cada uno?
Desde nuestro primer prototipo apostamos por la personalización de los packs. Nuestra solución fue crear perfiles de gustos de consumidores en base a indicadores de la cerveza y asignarle a estos perfiles los estilos y etiquetas que tenían más probabilidades de disfrutar. Implementamos una encuesta inicial genérica para asignarle un perfil a los suscriptores y luego, si corresponde, corregimos esa asignación a medida que el socio va valorando las cervezas que recibe. Fuimos mejorando este proceso tras analizar las miles de evaluaciones de nuestros socios y utilizar técnicas de data mining para redefinir los perfiles. El resultado fue un aumento en la satisfacción de los socios y una mayor permanencia. Seguimos trabajando sobre esto porque entendemos que es parte fundamental de nuestra diferenciación y apuesta.

¿Cómo hace una cervecería artesanal para sumarse a sus packs?
Al principio, nosotros contactabamos constantemente nuevas cervecerías. Hoy, si bien seguimos muy atentos y a la caza de nuevos emprendimientos, son las cervecerías en su mayoría las que nos contactan. Lo primero que hacemos es probar sus cervezas y ver si se trata de un producto de gran calidad. Una vez que pasan ese filtro necesitamos saber más sobre sus proceso productivo, capacidad y una serie de requisitos de tipo legales para poder distribuir sus cervezas. De entre todas las que pasan nuestros criterios seleccionamos las mejores: hasta ahora estamos en contacto con más de 500 cervecerías y hemos distribuido más de 60 de todo el país.

¿Cómo surgió la idea de Bierful?

Gerardo: Nosotros somos muy cerveceros. Horacio se enamoró de las cervezas artesanales en sus viajes a la Patagonia. Yo viví 11 años en Barcelona, donde las cervezas artesanales están más extendidas. Los dos nos quejábamos de que, si bien la oferta de bares especializados crecía, no era fácil tomar variedad de cervezas de este tipo en casa. Horacio tuvo la idea del club de cervezas y me sumé inmediatamente, tras ver que había mucha más gente como nosotros interesada en tomar cerveza artesanal en su casa. A las dos semanas de esa charla teníamos un web a la que le llevamos tráfico para probar el concepto y pocos días después llegaron nuestros primeros 10 socios.

También supimos desde el inicio que queríamos que gran parte de la experiencia se viva online. Yo venía del mundo del Software as a Service y eso también me impulsó a avanzar con un desarrollo propio para la plataforma.

¿Qué planes tienen a futuro para la empresa?
Los ecommerce de suscripción recién están empezando en la región, y hay muchas oportunidades para el modelo cuando está bien usado. Nosotros venimos hasta ahora muy concentrados en trabajar sobre el ratio de retención y automatizar procesos a través de la plataforma. Nuestro foco actual es escalar. Sin embargo, desde el inicio nuestro objetivo fue crear una maquina que genere conocimiento e información sobre los consumidores y en la que todos los procesos, software, herramientas y know-how generado sean trasladables a otros sectores, productos o mercados. Esto es importantísimo para poder llevar un modelo repetible y escalable a otros productos en la región, este año hasta Amazon comenzó apostar por la recurrencia. Creemos que esto recién está comenzando y que tiene un enorme potencial.

¿Qué los inspira a la hora de emprender?
Emprender es aprender constantemente y eso es muy motivante. Ya sea si estás piloteando un proyecto consolidado o comenzando uno nuevo, siempre que estés buscando crecer seguirás aprendiendo y evolucionando.

¿Por qué eligen un espacio de coworking como La Maquinita?
En nuestro caso tenemos también una oficina junto al depósito, por lo cual el espacio no era lo más determinante. Buscamos un espacio de coworking porque nos interesan mucho las sinergias y el networking que vienen con ese ecosistema, encerrados en una oficina propia esto se hace más difícil. La posibilidad de charlar y compartir experiencias con otros emprendedores y profesionales es muy enriquecedora, y nos permite crecer y mejorar más rápido.

¡Gracias Bierful por formar parte de la comunidad de La Maquinita Co!