“Traer más mundo a nuestra ciudad”, fue el objetivo inicial de estos tres emprendedores que se lanzaron a la aventura de abrir una Maquinita en Rosario, con el desafío especial de emprender entre emprendedores. Entrevistamos a Stefano, Catalina y Luján, founders de La Maquinita Rosario, para conocer su historia, cómo fue la experiencia de abrir un espacio de coworking en la ciudad que los vio crecer y cómo ven el panorama emprendedor rosarino. ¡Conozcan a estos founders maquineros en la siguiente nota!

¿Cómo llegaron a la idea de meterse en la industria del coworking?

Luján

Luego de mi paréntesis de trabajo por maternidad comencé a buscar una oficina para volver al ruedo, y me encontré con un colega que me dijo textualmente “necesitás un coworking”. Al regresar a mi casa me puse a googlear qué era esto del coworking y quedé enamorada del concepto. En ese preciso instante lo decidí: “¡Quiero hacer un espacio así en mi ciudad!”

Cata

En el 2014 me fui a estudiar a EE.UU. por dos años. La decisión de volver no fue fácil, por eso quise traer algo de lo que tanto me gustaba de mi vida en el extranjero. Una de las cosas que me movió fue la sensación de comunidad, de pertenecer a un espacio con culturas diversas donde uno pueda capacitarse, conocer gente interesante y motivarse constantemente. Charlando con mi hermano Stefano surgió la idea de hacer un coworking en Rosario. Al tiempo nos enteramos de que Luján tenía una intención similar, y así fue que comenzamos a charlar entre los tres.

Stefano

Luego de evaluar varios proyectos relacionados con la idea de "traer más mundo a nuestra ciudad" llegamos a la conclusión de que un coworking era la mejor decisión, además de una gran oportunidad de integrar a futuro nuestras otras empresas.

Y a La Maquinita, ¿Cómo llegaron?

Cata

Stefano es miembro de Entrepeneurs Organization (EO). De allí conoce a Pablo Orlando, quien nos contactó con Martín (su hermano, founder de La Maquinita) y charlando con él decidimos abrir una franquicia de La Maquinita en lugar de abrir un espacio nuevo desde cero. Lo que más nos atrajo de la propuesta fue que la Maqui ya tenía un camino recorrido, además de un equipo especializado en el negocio del coworking.

Stefano y Cata: ¿Es la primera vez que trabajan juntos? ¿Cómo es trabajar entre hermanos?

Cata

Trabajar juntos es un placer, Stefano tiene un empuje impresionante que contagia y creo que estamos formando un muy buen equipo. Ambos trabajamos en Grupo Transatlántica, un grupo de empresas que fue fundado por nuestro abuelo y en el que actualmente trabajamos con Stefano y Josefina (la hermana del medio). Si bien cada uno de nosotros trabaja en una empresa distinta dentro del Grupo, todos formamos parte del Directorio y allí trabajamos codo a codo.

Stefano

Y si bien ya trabajamos juntos, esta es la primera vez que desarrollamos un proyecto desde cero entre los dos. La verdad que trabajar juntos es divertido y super eficiente, porque ya sabemos lo que el otro está pensando. Está muy bueno, nos une mucho.

¿Cómo se conocieron con Luján?

Stefano

Luján y su esposo son amigos de mi familia. Un día me enteré que estaba con ganas de emprender algo relacionado a espacios de trabajo compartidos y le conté que yo también lo venía pensando. No tardamos mucho en decidir arrancarlo juntos.

¿Cómo fue el armado del espacio? Desde cómo llegaron a elegir ese lugar físico hasta el proceso de desarrollo del mismo.

Luján

El primer lugar que encontramos era una antigua imprenta muy tradicional de la ciudad que nos había encantado. Finalizando el octavo mes de trabajo previo, no pudimos firmar el contrato de locación, y la negociación quedó suspendida. Al día siguiente salimos volando a buscar otra locación, y por suerte encontramos un galpón nuevo en una esquina del barrio Pichincha. Al principio fue frustrante sentir que tirábamos todo el trabajo logrado con el espacio anterior, pero terminó siendo una suerte el cambio. En noviembre de 2016 recibimos el galpón solo con el techo y el piso y en seis meses de obra logramos abrir.

Cata

¡Casi terminamos siendo todos ingenieros, arquitectos, albañiles, carpinteros!

Stefano

Buscábamos algo que nos de flexibilidad y sea amplio para los coworkers, y conseguimos este galpón que estaba sin terminar, lo cual fue ideal porque nos permitió hacer todo a medida. Por momentos parece que nunca se termina, pero cuando llega el día de fin de obra, se abren las puertas y se empieza a llenar… ahí es cuando empieza a nacer la comunidad que se genera dentro del espacio y uno ve los frutos de la inversión y los esfuerzos realizados.

¿Cuál fue la devolución de la comunidad con respecto a este proyecto?

Luján

Tenemos muy buena aceptación. ¡A todos les encanta el lugar!

Cata

La gente queda impactada cuando visita el espacio, no existen en Rosario coworkings del estilo. Tan grandes, con tanta onda, con una propuesta tan interesante. La devolución fue muy buena, el espacio hoy está prácticamente lleno y estamos por avanzar en una pequeña ampliación que teníamos planeada para una segunda etapa.

Stefano

Realmente está siendo muy bien recibido por todos, tanto coworkers como empresas y organizaciones que buscan algo distinto para trabajar o desarrollar otras actividades. Creo que estamos logrando lo que queríamos: traer más mundo a nuestra ciudad.

¿Cómo ven el ecosistema emprendedor en Rosario? ¿Y en Argentina?

Luján

En Rosario hace un tiempo que el ecosistema emprendedor está ganando espacio. Hay muchas acciones y de a poco cada vez más gente se suma a la idea de emprender.

Cata

Está en auge y hay muchos actores involucrados: sector público, sector privado, ONGs y emprendedores. Es un ecosistema muy activo que está en constante movimiento y que tiene mucha cooperación entre todos sus integrantes. Creo que lo mismo se traslada a nivel país. Si bien considero que estamos en auge, aún queda mucho camino por recorrer.

Stefano

Hay un gran empuje emprendedor, pero considero que todavía no llega a ser de la envergadura del que se puede ver en Buenos Aires. Ahí está nuestro desafío: no sólo albergar emprendedores, sino también desarrollarlos. Creo que en Argentina se está dando el boom del emprendedurismo, pero a su vez falta que realmente los Fondos de Capital de Riesgo extranjeros y locales desembarquen y se desarrollen para generar el impacto que se está gestando. Creo que eso ya va a llegar, vamos por muy buen camino.

¿Qué consejo le darían a alguien que está pensando en lanzarse a emprender?

Stefano

Que lo haga, que no se va a equivocar. Si ya "le picó el bichito" es porque tiene el emprendedor adentro y hay que dejarlo salir. ¡La vida emprendedora está llena de beneficios! Obviamente también tiene sus contras, pero la suma final resulta ampliamente positiva.

Luján

Le diría: Desafiá tus límites trabajando en lo que realmente te importa. Corré riesgos, pedí ayuda si la necesitás, ¡Y pensá en grande!

Cata

Le diría que no lo haga completamente solo. Que busque socios,  algún integrante del ecosistema que lo pueda acompañar, incluso en un espacio de coworking. Esta modalidad de espacios de trabajo facilita mucho el camino emprendedor.

¡Gracias Luján, Cata y  Stefano por formar parte de la comunidad de La Maquinita Co!