En la semana del #DiaDelTrabajador, quisimos contar la historia de una empresa maquinera que apuesta por una filosofía laboral no tradicional: Eryx, una cooperativa de trabajo en la que todos sus trabajadores son dueños. Con base en La Maquinita Palermo Soho, esta empresa de soluciones tecnológicas lleva la horizontalidad y la sinergia como bandera laboral. ¡Conocé su filosofía y las muchas formas de sinergia que vivieron en La Maqui!

¿Qué es Eryx?

Eryx es una empresa que brinda soluciones tecnológicas. Desarrollamos aplicaciones y plataformas completas, principalmente web y mobile. Somos una cooperativa de trabajo; un grupo de profesionales que se junta para realizar trabajos de forma conjunta. Todos somos dueños, teniendo igualdad de voz y voto en el rumbo que tomamos.

¿Cómo funciona ser una “empresa horizontal”?

Tiene sus desafíos.  Es bien diferente de cómo se organiza una empresa "común".

El ser horizontal significa que no hay un jefe, sino que todos tomamos parte de las decisiones. Para eso tenemos mecanismos de toma de decisiones que toman en cuenta la opinión de cada uno en forma ordenada. Para la mayoría de las decisiones involucrar a todos es muy lento o engorroso entonces armamos comisiones, es decir que conformamos un grupo de gente interesada en avanzar un tema. Ese grupo lleva adelante el tema en cuestión, consultando con otros interesados  y elevando luego una propuesta de solución al tema.

Llegaron a este modelo de trabajo gracias a un maquinero, Nico Cubero. ¿Nos contás un poco cómo fue eso?

Desde nuestros orígenes nos comportamos como una organización horizontal, pero en aquel momento lo llevábamos a la práctica a nuestro modo. Ya establecidos en La Maquinita empezamos a compartir mesa y charlas con Nico, que al ver cómo nos organizamos nos comentó que conocía una cooperativa de trabajo cerca de La Maquinita, en la cual trabajaba un conocido de él, y nos sugirió que nos juntemos para que nos cuenten al respecto. Esta empresa resultó ser Gcoop, una cooperativa de software pionera en Argentina. Luego de una charla con uno de los socios fundadores supimos que el modelo de cooperativa encajaba perfecto con nosotros. Hoy en día somos una cooperativa formalmente conformada, ¡Y se podría decir que Nico es uno de los responsables!

¿Alguna vez contrataron a algún maquinero o a alguien recomendado por un maquinero?

¡Sí! Actualmente estamos trabajando junto con Vero Previale. La conocimos en un Me to We en Palermo Soho y ahora ella, como parte de Rhetoriké, nos ayuda a mejorar nuestras técnicas de venta.

¿Cuál es la importancia de la sinergia para ustedes como empresa maquinera?

Mucha. El estar en este espacio nos permitió crecer muchísimo gracias a los contactos que fuimos forjando. Además es muy estimulante estar rodeado de gente emprendedora y de diversas disciplinas, te permite intercambiar puntos de vista y conocer otras formas de pensar y de ver el mundo.

¿Hicieron negocios con otros maquineros?

¡Sí! Este año cumplimos 5 años en la maquinita, y en este tiempo conocimos muchísima gente que fue confiando en nosotros, principalmente emprendimientos que recién surgían y necesitaban su pata tecnológica. El primer trabajo importante que recuerdo fue con la dupla Christian Vito y Rubén González, con quienes armamos una relación cercana durante el desarrollo primero de Simple Candidate, y luego del portal Hackealo. Prácticamente en la misma época también empezamos una relación laboral con Tim Zenderman, ayudándolo a potenciar Banana Desk, su startup de administración de hostels con la que continuamos hasta el día de hoy.

A partir de ahí hubo muchísimos otros contactos y relaciones laborales importantes: Trabajamos en más de un proyecto junto con 256ideas (Gaby y Brian), hicimos consultoría y desarrollo a medida para Greg Landreth, trabajamos con Diego Forestieri para el emprendimiento de e-commerce Mi Eshop, junto con Guillermo Pareja encaramos Reporting Robot, desarrollamos Affenture para Bettina Von Bodisco… Fueron tantos que seguramente me esté olvidando de más de uno. ¡Se hace difícil resumir tantos años de historia en un párrafo!

El último startup que estamos desarrollando es junto a Federico Serbin, un maquinero de Villa Crespo especialista en marketing digital, que está desarrollando una herramienta de reporting por demás interesante. También estamos empezando una relación comercial con Bandit, un histórico de La Maquinita, que seguramente nos va a permitir trabajar juntos en un futuro.

A lo largo de estos años de Maquinita, ¿Cómo fueron haciendo para conocer gente?

Generalmente nos conocemos por el dia a dia, al compartir la cocina y por las actividades que a veces hacemos con otros maquineros, sobre todo fútbol y after offices. También fuimos ganando lugar en la recomendación boca a boca de los maquineros.

 

¡Gracias Eryx por formar parte de La Maquinita Co!

¡Y feliz semana del trabajador!