Marou Rivero es socióloga e influencer cultural, y se define a sí misma como una “observadora participante”. Es maquinera de Palermo Soho hace casi medio año, y en este tiempo ya supo dejar su huella en el espacio y la comunidad. ¡Conocé a la Chica Lunar de la Maquinita!

Primero: ¿Por qué Chica Lunar? Y después: ¿Cómo te definís a vos misma?

Chica Lunar nació de la unión de mi amor por Yayoi Kusama, artista japonesa que pinta polka dots, y por Gustavo Cerati y su canción “Lisa”. Me defino a mí misma como una observadora participante. Me gusta este concepto de teoría de la investigacion en el cual la persona que participa de la observacion del grupo o del contexto en el que habita investiga, observa, se ve afectada y se transforma. Creo que esa es la subjetividad con la que vivo, y también creo que el paso de una persona por un espacio la modifica, con todo lo que eso implica.

¿Cómo convergen en vos la sociología con la moda y las artes visuales?

Creo que convergen en esa subjetividad de la que hablaba. Cuando arranqué a trabajar en moda y redes sociales estaba formándome en sociología; y es un poco por la sociología que pude ponerle nombre y apellido a ese sentido común, esa subjetividad, deseo y mirada con la que yo percibo el mundo. Si hay algo de lo que estoy completamente segura es de que uno no puede disociarse. Puedo volverme más o menos socióloga si hablamos de estereotipos de intelectualidad, pero tanto la sociología como las artes son parte intrínseca de quién soy, y por eso resulta tan difícil separarlas.

¿Qué es lo que más disfrutas hacer en tu trabajo? 

Conocer gente, creo que eso es lo más interesante. Cada persona tiene una historia, deseos, su propia subjetividad, y eso siempre suma.

¿Por qué elegiste La Maquinita como lugar de trabajo?

Hace rato sabía que quería tener un poco más de orden y ser mucho más eficiente con respecto a mi tiempo. Si bien nunca puedo desconectarme del todo, hay algo de tener un espacio propio de trabajo que es super empoderador; al igual que conocer mucha gente de diversas áreas que pueden sumar valor a tu proyecto. Me parecen alucinante la filosofía emprendedora y la actitud relajada de La Maquinita, además de estar ubicada en los puntos de Buenos Aires que recorro a diario.

¡Hiciste un #CineyModa acá en La Maqui! ¿Cómo estuvo eso?

Cuando entré a La Maquinita hice Clueless con Lulu, y con las chicas que conocí acá hice The Breakfast Club. A veces es difícil valorar una amistad que tiene pocos meses pero que tiene alta intensidad, y esta fue una linda manera. Me encanta hacerlo, una de las cosas que mas me divierte es hacer que todo mi alrededor sea parte del contenido que usualmente comparto en redes y viceversa, que el contenido sea de todo lo que sucede alrededor mio.

¿Cómo mantenés viva tu creatividad?

Me encanta hacer muchas cosas, pero el cine es lo que más mantiene viva mi creatividad. El cine y el humor.

Tenés el trabajo de los sueños para muchas personas. ¿Cuál es tu consejo para lograr combinar arte y trabajo exitosamente?

El único consejo que puedo dar sobre cómo dedicarse a esto es tener algo para contar, y sentir que tenés que contarlo. Para mí eso resume un poco por qué hace 6 años sigo haciendo esto.

 

¡Gracias Marou por formar parte de la comunidad de La Maquinita Co!