Seguramente ya los vieron dando vueltas por todas las sedes de la Maqui y por nuestro feed de Instagram, ahora se los presentamos formalmente: conozcan a Matías Mosca y Agustín Romano, mejor conocidos como Two Good Monkeys; creadores de contenido,  'amos y señores' de las Instagram Stories más cancheras de todas.

Empezamos bien arriba: al comunicar siempre se dijo que el diseño es el rey. ¿Ustedes creen que hoy el diseño está siendo destronado por el formato audiovisual?

A- Sí, y me la juego más: yo creo que específicamente el video está empezando a reinar. La foto está empezando a quedar atrás, hay que pensarla mucho más para que genere un impacto visual. Con la foto tenés un microsegundo para generar un impacto, contra los tres segundos que tardás en decidir si te interesa un video.  Para mí de acá a unos años el video va a tener el 70% del mercado.

M- Además con la cantidad de fotos que se sacan por segundo,y con el hecho de que las cámaras réflex se hayan hecho más accesibles que antes, el trabajo del fotógrafo se ve bastante desvalorizado, se siente muy fácil sacar una foto aceptable.

A- Y ahí es cuando te tenés que diferenciar con la técnica. Por ejemplo, nos pasa mucho que nos contraten agencias de publicidad diciendo  “quiero una foto con tu técnica pero que parezca sacada por cualquiera”. Como la campaña de Adidas que hizo Robertson el año pasado, parecen fotos espontáneas sacadas en una fiesta con un golpe de flash y son súper posadas y armadas.

¿Cuál es el servicio que ofrece Two Good Monkeys?

A- Generamos contenido para redes sociales, tanto fotografía como video. Ofrecemos un servicio integral: desde la preproducción; que nos juntamos mil veces a armar la idea perfecta; pasando por la implementación; en la que siempre involucramos al cliente si esté así lo quiere; hasta la posproducción.

¿Cuál es su mayor diferencial?

A- El trato con el cliente. Estamos disponibles 24/7 como si fuésemos una agencia, ya que queremos tener clientes directos.

M- Además, la calidad de nuestros equipos y la experiencia que tenemos al haber trabajado tanto tiempo. Nos dedicamos 100% a esto, no es algo más que hacemos. Nuestro mayor foco está en generar la mejor foto o el mejor video posible de tu producto, servicio o evento.

A- Y en el caso de los eventos también nos diferenciamos mucho por la instantaneidad: al finalizar el evento ya tenés material para subir a tus redes, y eso hoy es importantísimo.

¿Cuál es el background de cada uno?

M- Yo trabajé mucho tiempo con mi viejo, que  produce y vende ropa a locales. Después me puse a estudiar diseño de imagen y sonido en la FADU, entré a trabajar a Nacho Martin Films, laburé en muchos socialesy así lo conocí a Agus.

A- Mi relación con lo audiovisual empezó con la muerte de mi tío, que pasó cuando yo tenía 16 años. Él era fotógrafo y videógrafo, y vivía en Puerto Rico. Cuando trajeron sus pertenencias para Argentina, entre ellas había cámaras de fotos. Empecé a investigar y desde ese momento supe que algo de mi futuro iba a tener que ver con foto y cine. Arranqué el CBC de antropología mientras trabajaba como recepcionista en la Sociedad Gestáltica de Buenos Aires, después pasé a recepcionista en Motivarte y ahí me volví a conectar con la cámara haciendo todos los cursos de la escuela durante dos años.  Cuando terminé, hice la carrera de fotografía y una profesora me presentó Luchia Puig. Ingresé a trabajar ahí y ya hacen 14 años que estoy, ahora simultáneamente con Two Good Monkeys.

¿Cómo llegaron a La Maquinita?

A- Hace seis años se terminó un contrato que tenía en mi estudio en Belgrano, y un colega que hacia video (Luciano de La Pol Films) laburaba en la Maqui de Soho y me venía quemando la cabeza hace rato para ir a trabajar ahí. Me aumentaron muchísimo el contrato, probé un mes en La Maquinita y ahí me quedé.

M- Yo conocí La Maqui por una reunión, y me pareció espectacular.No me imaginé que existiría algo así en Palermo, que haya tanta gente joven laburando junta, dando vueltas, haciendo sinergia, viendo qué necesitan los demás. Cuando surgió la posibilidad de venir a laburar acá, no lo dudé ni un segundo.

¿Por qué Two Good Monkeys?

M- A Agus le gustaba mucho el nombre de una productora de cine que empezó siendo muy chiquita y terminó haciéndose muy grande: Bad Robot. Queríamos un nombre corto, no se nos ocurría ninguno, y buscamos algo como Bad Robot, que sonara como una productora pequeña y después pudiera crecer con esa impronta. Entonces pensamos sustantivo + adjetivo, y empezamos a jugar con animales. ¿Bad Dog? ¿Good Dog? ¿Good Monkeys? ¡Good Monkeys! Por disponibilidad de usuario en instagram es que terminamos siendo dos: Two Good Monkeys.

A- Y el mono es el animal favorito de mi hija, también.

¿Consideran que viven de lo que aman?

M- Sin dudarlo, para mí éste es el mejor trabajo que existe. Me encanta contar historias, poder trabajar teniendo una cámara en la mano me parece la gloria. Cuando empecé a laburar no podía creer que me pagaran por esto, que ya de por sí hacía por hobby y que tanto me gustaba. Además trabajar de esto te da una versatilidad tremenda, te puede llevar a cualquier lado. Estuvimos trabajando en Brasil, en la cancha de Tigre, en todas las Maquinitas, en una heladería. Cubrí la Copa América en Argentina, y hasta estuve a punto de viajar a cubrir el mundial. No hay horizontes.

A- A mí ‘amar’ me parece una palabra muy fuerte, amo a mis dos hijas, pero me encanta lo que hago. Comparto lo que dice Mati del amor por la versatilidad que tiene este trabajo, además de la capacidad de reinventarse constantemente. Es mi lugar en el mundo.

 

¡Gracias Two Good Monkeys por formar parte de la comunidad de La Maquinita Co!