Federico Mirás, más conocido como Fefo, es uno de los maquineros más jóvenes de Soho. Con sólo 22 años llevó adelante varios emprendimientos exitosos y dice que no hay edad para animarse a emprender. Conocé en esta nota a este maquinero de pura cepa, que elige nuestro espacio por el valor de su comunidad.

Contanos un poco tu background

A veces se siente como si fuera poco, por mis pocos años de carrera profesional, pero en realidad hay bastante para contar: estudié en una escuela secundaria bachiller común con orientación en computación y programación, ahí tuve la suerte de conocer lo que es programar y arranqué a fondo con proyectos propios. Al principio hacía juegos o pequeñas herramientas, y ya acercándome a los 16 o 17 años empecé con proyectos freelance que involucraban aplicaciones y sitios web. A los 18 arranqué a estudiar ingeniería de sistemas y a mitad del primer año empecé a trabajar como desarrollador de software en Connectis-ICT, una consultora y el lugar en el que conocí a mis futuros socios. Dejé la carrera después de dos años (si quieren saber por qué, entren acá) y me dediqué 100% a trabajar.

¿Cómo se te ocurrió lanzarte a emprender siendo tan jóven?

Si bien siempre tuve una tendencia a querer tener mi negocio propio, no lo planeé. Con mis amigos Francisco, Juan y Jhoni que conocí en Connectis formamos Onready, creando juntos proyectos copados los fines de semana. Un día se dio que conseguimos el trabajo suficiente para formar una empresa, y cuando llegamos a ser 7 personas nos mudamos a La Maquinita.

¿En qué consisten tus proyectos?

Actualmente no participo en el día a día de Onready, me desvié para aventurarme en el mundo de blockchain trabajando con decentraland.org: estamos creando un mundo virtual cuya propiedad es de los mismos usuarios impulsado por la blockchain de Ethereum. Y siempre ando con uno o dos proyectos más que me pueden servir ya sea para un negocio, un emprendimiento o simplemente aprender… lo cual parece simple pero es para mí lo más importante de los 3.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Desde siempre me dediqué al desarrollo o ingeniería de software, y lo que más me gusta es que una persona escapaz de iniciar un proyecto por su cuenta sin necesitar más recursos que una computadora e internet. Tenemos la suerte de poder proyectar el producto que estamos pensando directamente en casa a través del teclado, y eso es lo que provoca que la industria sea enorme.

¿Qué consejo le darías a alguien joven que está pensando en lanzarse a emprender?

La regla número uno para mí es que sepa escuchar a todas las personas, juzgarlas de manera constructiva y prestar mucha atención a los errores que se cometen más que a los éxitos. Para aprender a caminar bien uno se tropieza muchísimas veces al principio, y la gente que emprende no quiere caminar: quiere correr, así que lo lógico sería esperar tropezar muchas veces más. Una frase que me encanta citar es "Espera lo mejor y prepárate para lo peor" porque por muy bien que pienses que te está yendo, siempre te la vas a pegar contra la pared en algún momento, así que lo mejor es que andes con un casco. Y por último: no le des bola a tu edad, no importa si tenes 15 años o 40 años, si realmente lo querés, siempre vas a poder emprender y nunca es demasiado tarde.

¿Por qué elegís La Maquinita?

Es una muy buena pregunta a la cual le atribuyo una respuesta muy simple: la comunidad. Estuve en otros coworkings antes, y no encontré ninguno como este. En La Maquinita conocí todo tipo de personas con la que pude hacer tanto relaciones de negocios como personales, y eso es algo que no se encuentra en muchos lugares. Es también un lugar donde puedo compartir y recibir conocimiento, lo cual es muy importante. "Si yo tengo una manzana y vos tenés una manzana, y las intercambiamos, cada uno va a tener una manzana. Pero si yo tengo una idea y vos tenes otra idea, y las intercambiamos, ahora los dos tenemos dos ideas” Esta cita espectacular de Bernard Shaw resume lo que me pasa en La Maquinita.

 

¡Gracias Fefo por formar parte de la comunidad de La Maquinita Co!