Empieza un nuevo año y con él llegan resoluciones, objetivos y ganas de aprender a hacer cosas diferentes. Desempolvamos los kits de bordado de la abuela, las guitarras de la adolescencia y los lápices de cuando éramos chicos, y nos animamos a intentar aprender algo nuevo.

Maxi Vittor es un diseñador gráfico argentino especializado en lettering. Entró en contacto con la comunidad maquinera al dar un curso de lettering para nuestros engranajes de la sede Belgrano, y tiene varios side projects creativos divertidos, como Weekly Shameless.  ¡Conocé el arte del lettering a través de este emprendedor de las letras que cuenta entre su clientela con Coca Cola, Cerveza Patagonia y Freddo! Quién te dice, en esta nota encuentres tu próxima resolución de año nuevo...

¿Cómo y cuándo empezaste con el lettering?

Hace más o menos cuatro años fui a merendar a una cafetería que era súper linda, pero tenía unos pizarrones con letras muy feas. Improvisé un lettering con mis datos en una servilleta, se lo dejé a la encargada y a los días me llamaron. Finalmente no quisieron hacer las pizarras pero me pidieron algo más desafiante: intervenir una ventana con las variedades de frappucinos que ofrecían.

¿Qué herramientas usás para trabajar en lettering?

Para bocetar, la herramienta con la que más cómodo me siento es el lápiz. Cuando necesito una base caligráfica o gestual suelo usar brush pens o Parallel Pens, pero después lo emprolijo con lápiz. Si el trabajo final tiene que ser digital uso Photoshop o Illustrator y si es manual uso tizas, pintura y marcadores, dependiendo de la superficie y lo que se necesite.

Si tuvieras que elegir UN solo trabajo de los que hayas realizado, ¿Cuál sería y por qué?

La pizarra que hice para Cerveza Patagonia en la Feria Masticar. Siempre fui medio fan de la feria y de su propuesta visual, y este proyecto en particular fue súper vertiginoso, con jornadas largas de trabajo y caí en la cuenta de lo que había hecho recién cuando la feria abrió sus puertas y vi a la gente tomando birra al lado de mi trabajo.

Al vivir del lettering se podría decir que emprendés con letras. ¿Algún tip para lograrlo?

Lo que más me costó a mi fue integrar la faceta romántica de hacer letras con la necesidad de funcionar como una empresa rentable. Les diseñadores no recibimos esa formación en la universidad y debemos aprenderlo a prueba y error. Una de las cosas que más me sirvió es pensarme desde los ojos de un potencial cliente: qué valor le aporto a su negocio, qué precio es lógico que ese cliente pague dentro de su estructura de gastos, qué aspectos de mi trabajo le dan seguridad para elegirme, con qué palabras tengo que hablar para que me entiendan. Todo eso me sirvió para buscar clientes de una manera más efectiva.

¿Cómo lidiás con el bloqueo creativo?

Creo que el bloqueo creativo está un poco sobrevalorado (o se le tiene más miedo del que se debería). En mi caso al menos, cuando no sé muy bien para dónde arrancar, intento definir un poco mejor qué es lo que el trabajo pide o necesita. Y si aún así no encuentro respuestas tomo un camino que tenga que ver más con la intuición y voy testeando si funciona, si es coherente con lo que se espera, si me gusta, etc.

¿En qué consisten tus cursos?

Están pensados para que cada alumne encuentre un camino propio según sus ganas y conocimientos previos. Se estructuran a partir de conceptos tipográficos y nos metemos de lleno en el proceso de conceptualización y elección de estilos de letras que sean coherentes con una idea. No enseño una técnica concreta ni doy soluciones que se agotan cuando se termina el curso, sino que brindo herramientas que pueden aplicarse a un montón de situaciones. La idea es aprender a pensar con letras para poder descubrir un camino personal.

¿Por qué elegiste darlos en La Maquinita?

Conocía la propuesta del espacio pero nunca habíamos trabajado juntes. Me parece que, dentro de la oferta de espacios de coworking que hay en la ciudad, La Maquinita se destaca por estar abierta a incorporar nuevas ideas.

¿Qué consejo le darías a alguien pensando en dar sus primeros pasos en lettering?

- Que miren mucho lettering, no para copiar sino para entender cómo resolver situaciones.

- Que además de dibujar a lápiz estudien caligrafía con María Eugenia Roballos y Betina Naab para tener un conocimiento más integral de las formas de las letras.

- Que no se limiten a aprender un estilo o una técnica, sino que exploren y se diviertan.

- Que muestren lo que hacen.

Y por último: 3 artistas de lettering para recomendarle a la comunidad

Yani & Guille: una pareja local que la rompe. Hacen lettering, tipografía e ilustración.

Ken Barber: una bestia de Estados Unidos que la tiene clarísima y básicamente hace lo que quiere con las letras.

LetterMafia: un colectivo local del que soy parte junto a amigues que tienen distintas formaciones en torno a la letra: caligrafía, diseño tipográfico, ilustración, animación.

 

¡Gracias Maxi por formar parte de la comunidad de La Maquinita Co!