Para Debi ser creativa es una característica esencial en su rol, y eso implica estar en constante movimiento. Trabaja en La Maquinita Belgrano como community desde 2017 y en este tiempo logró generar una comunidad fuerte y activa que genera sinergia en los eventos más divertidos. ¡Conocé a Debi, comunicadora, community y fan del micrófono, en la siguiente nota!

¿Cómo llegaste a La Maqui?

Descubrí La Maquinita en 2015. Barbi Jack (hoy Community Development Manager) arrancaba como Community en La Maqui de Soho y me invitó un día a que la vaya a buscar así de paso conocía y después nos íbamos a tomar algo. Quedé fascinada. Años después, a fines de 2017, vi una búsqueda en Instagram y sin pensarlo me postulé. Es como si el trabajo hubiese estado destinado para mí, porque se dio todo sin problemas ni barreras. ¡Fue hermoso!

¡Contanos un poco más sobre vos!

Me encanta leer. De chica, cuando no existían los smartphones y la tecnología no estaba tan desarrollada como ahora, era una terrible nerd que se pasaba horas leyendo encerrada en su pieza. Desde que soy chiquita sé que mi carrera está ligada a la comunicación, aunque me costó mucho encontrar mi propio camino y darme cuenta de que el periodismo puro no es lo mío, sino que me apasionan las relaciones interpersonales y las conexiones, sobre todo entre emprendedores y este mundo nuevo que me presentó La Maquinita. ¡Soy fan!

¿Cómo definirías tu trabajo?

Creo que a mi trabajo lo define la palabra “reinvención”. No creo que muchos trabajos sean tan maleables como el nuestro, "el cielo es el límite" se aplica tal cual porque ser creativas es nuestro motor y es lo que nos hace crecer. Puedo asegurar que no hay mejor satisfacción que pensar una idea, soñar y después verla en concreto.

Si tuvieras que elegir una de todas las actividades que organizaste: ¿Cuál sería y por qué?

¡Qué dificil! ¿Puedo elegir dos? La primera fue un After Unplugged con Lionel Zajdweber, director de Gloud, una plataforma de videojuegos online que pertenece al grupo Turner. La elijo porque fue un desafío para mí contactarme con un referente y lograr que venga a nuestra sede. Verlo ahí con todos los miembros súper interesados fue una satisfacción increíble. La otra fue un after que hice en el verano, la elijo porque sentí que fue un evento re grande y tuve que abarcar un montón de aspectos. Aprendí muchísimo y me di cuenta de la importancia del trabajo en equipo.

¿Cómo ves a la comunidad maquinera de Belgrano?

Amo a mi comunidad. Logré entenderla, saber qué les gusta y que no, y esa es la clave para lograr eventos que sean exitosos. Gracias a ellos entendí que el éxito no pasa por la convocatoria, sino por el disfrute de los que asisten. Belgrano es una comunidad que creció muchísimo en el último año y me hace feliz ser parte de ese progreso.

¿Qué lecciones aprendiste desde tu rol?

"Persevera y triunfarás". No todo se logra de un día para el otro. Además aprendí que para ser creativo hay que estar en constante movimiento, buscando fuentes de inspiración, aprendiendo y experimentando, para luego poder crear lo propio.

¿Cuáles son para vos las aptitudes que tiene que tener un o una community en La Maquinita?

Para mi las aptitudes principales que tiene que tener son: paciencia, buen humor, mucha predisposición y creatividad (fundamental). Creo que si tenes todo eso, siempre vas a hacer un buen trabajo.

¡Contanos alguna anécdota divertida de tu comunidad!

Hay una que me gusta mucho porque me hace dar cuenta de cuánto nos conocemos. El año pasado para el día del amigo vino una banda de Jazz a La Maqui, y cuando estaban por terminar hice un sorteo con unos regalos a través del micrófono del cantante. En un momento me puse a hablar de cosas que nada que ver y todos los miembros se reían, porque sabían que para mí el mejor regalo del mundo sería un micrófono wireless para ir contando los eventos por todo el espacio. ¡Los volvería locos!

 

¡Gracias Debi por formar parte de la comunidad de La Maquinita Co!