La organización administrativa no suele ser el fuerte de las PyMEs: hay mucha desactualización y las órdenes de pedido en papelitos todavía son, muchas veces, moneda corriente. FODA es una consultora integral para PyMEs con sede en La Maquinita Rosario que llegó para cambiar esta situación, asesorando a pequeñas y medianas empresas. Entrevistamos a Franco Pisso, su founder, para contarles un poco más sobre sus procesos. ¡Conocelos!

FODA en 140 caracteres

Hacemos consultoría integral para PyMEs. Fundamentalmente asesoramiento comercial, administrativo, industrial, contable y legal.

¿Cuál es su filosofía?

Tenemos una filosofía cliente-céntrica. Nuestro objetivo es formar clientes hiper satisfechos, y que éstos puedan cumplir con todas sus metas. Somos una empresa B2B, pero aún así le transmitimos a nuestros clientes este pilar principal desde la primera reunión. Nuestro “modus operandi” es escuchar y analizar cuáles son las debilidades y fortalezas de cada empresa, sus metas a futuro y su perspectiva de crecimiento, así como también definir cuál es el perfil de su público objetivo y su comportamiento de compra.  

Para hacer bien nuestro trabajo hacemos una lista de las características asociadas al objetivo que el cliente desea conseguir, que la mayoría de veces van más allá de lo que el cliente solicita directamente y son un conjunto de servicios e ideas asociadas. Nos esforzamos día a día para entregarle al cliente aquello que realmente desea, y creemos que la clave está en que esa intención no termine en la venta, sino que perdure durante todo el proceso. 

¿Cómo surgió la idea y cuál creés que es el diferencial?

Soy un tipo creativo pero desorganizado, y creo que el éxito de la consultora es producto de la diferencia que existe entre sus directores. La idea de la consultora integral surgió a la una de la mañana: luego que me hayan rechazado un proyecto, estaba charlando con un amigo que es Ingeniero Industrial y trabaja en un alto puesto en una multinacional, y entre los dos hipotetizamos de que no existía ninguna consultora integral. Ese ingeniero es una de las personas más inteligentes que conozco. ¡Infelizmente todavía no logré que renuncie para que venga a trabajar con nosotros!

En los comienzos, cuando FODA era solo una idea, busqué rodearme de personas que estén capacitadas en áreas duras y orientadas a la empresa, pero que al mismo tiempo tengan vocación de servicio. Estos dos fueron los requisitos fundamentales para crear FODA. Realicé un relevamiento de los estudiantes más destacados de diversas universidades y terminé conociendo a Leandro Hernandez, con vasta experiencia en administración de empresas, y a Gonzalo Bechara, contador y técnico en sonido recomendado por eminencias de la facultad por ser “un distinto”. Los dos son personas completamente diferentes pero complementarias, y creo que nuestros tres perfiles lograron ensamblarse armoniosamente como “azúcar, flores, y muchos colores”, teniendo la potencialidad de agregar la sustancia X, que para nosotros es la vocación de servicio.

¿Planes a futuro?

En un futuro buscamos ser referentes en el área de consultoría integral, actualmente hay muy pocos equipos interdisciplinarios que se ocupen de solucionar los problemas de las PyMEs conjuntamente. Somos jóvenes aún y sabemos que el camino es muy largo, pero estamos confiados en nuestra capacidad de vincular nuestras profesiones “técnicas” con las nuevas tecnologías y métodos de automatización. 

¿De qué manera creen que enriquece un proceso de consultoría a una empresa o emprendedor?

El servicio en el que nos especializamos es la reorganización administrativa. Nos encontramos con que dentro del mercado PyMEs hay mucha desactualización y que las órdenes de pedido en papelitos son moneda corriente. Nuestro foco fundamental son las empresas longevas, a las cuales se les dificulta la implementación de nuevas tecnologías y la organización interna. El cambio de generación dentro de las PyMEs es inminente, y si bien uno siempre conoce un amigo contador o un abogado, es difícil que todos se pongan de acuerdo en las indicaciones o consejos que te dan. Eso es lo que somos nostros: personas capacitadas que le den una mano a los dueños de las PyMEs, acompañándolos en la toma de decisiones conjuntas y direccionadas.

¿Por qué eligen trabajar en La Maquinita?

Elegimos La Maqui por muchos motivos, pero el networking que se genera es una de las cosas que más nos gusta. La sinergia del espacio es propulsada de manera increíble, las instalaciones son muy cómodas y lo principal para nosotros es que nos olvidamos de los problemas de la oficina, lo cual nos permite utilizar el 100% de nuestro tiempo en ocuparnos de nuestros clientes y de nuestro crecimiento como consultora. Además los chicos que trabajan acá son increíbles y siempre están dispuestos a dar una mano. 

¿Cómo ven a la comunidad emprendedora de Rosario?

Rosario es una ciudad con chispa, en estos 3 años hemos escuchado ideas fascinantes y hemos colaborado con proyectos realmente transformadores. De todas formas, lo que más nos asombra no es justamente eso sino las personas que nos traen esos proyectos, su voluntad de aprender, escuchar, aplicar y, aunque las cosas no siempre salgan, seguir intentando. Esa es la clave para nosotros, después de todo: hecho es mejor que perfecto.

¡Gracias FODA por formar parte de la comunidad de La Maquinita Co!