Por Marina Corbata

Si prestás atención a las últimas tendencias en diseño de espacios de trabajo, vas a notar una especie de competencia por demostrar quién tiene la cocina más equipada, la mejor mesa de ping pong, los sillones más ‘cool’ y quién ostenta el plasma de más pulgadas. La pregunta es: ¿Son estos elementos realmente esenciales para la productividad y la cultura corporativa?

En el sitio especializado The Next Web, Jamie Tolentino habló con los founders de algunas de las startups más onderas y les preguntó las claves para construir oficinas con el mix perfecto entre productividad, creatividad y empleados felices. He aquí los principales tips a tener en cuenta:

Los ambientes cálidos promueven sinergia

Si hacemos un relevamiento casero entre nuestros conocidos, vamos a descubrir que la mayoría recalca el placer que les da, al menos cada tanto, laburar desde la comodidad de sus hogares. Pero a la vez, todos coinciden en que estar en casa puede volverse contraproducente por la cantidad enorme de distracciones a las que nos vemos expuestos. De ahí, entonces, la conclusión a la que llegan los expertos: para que prime el espíritu colaborativo y la buena predisposición, es vital un espacio de trabajo en el que los empleados se sientan como en casa. “Nuestra nueva oficina es tres veces más grande que la anterior”, dice Maja Henderson, Manager de Square Global. “Sin embargo, el 90% de nuestras salas de reuniones están pensadas para ocho personas como máximo. Si bien el nuevo espacio es amplio, lo diseñamos para que se sienta acogedor. Los espacios pequeños promueven la sinergia”, afirma.

Una buena ubicación es “la que va”

La locación geográfica es una de las cuestiones más relevantes a la hora de elegir el espacio físico ideal para tu compañía. Además de la importancia de estar bien ubicados para que el acceso de empleados y clientes sea cómodo, Ori Goshen, co-founder de Tawkon, cree que estar cerca de bares y restaurantes permite a los empleados tener buenas oportunidades de vida social afuera del trabajo. “Tener opciones para ir a comer algo cuando no hay mucho tiempo es genial, y tener un lindo bar para ir a tomar una cerveza al salir de la oficina es clave para generar buena química en los equipos”, afirma.

El poder de los “chiches” excéntricos para potenciar la creatividad

Está bueno que tu equipo pueda tomarse un break de esos en los que uno se olvida que está trabajando. En estos momentos de distención es cuando surgen las mejores ideas, y en forma espontánea. En mundo con tantos estímulos, el brainstorming tradicional ya no funciona como disparador efectivo. Estos momentos recreativos permiten descomprimir un poco la presión y se convierten en grandes aliados anti-estrés. “Tenemos una mesa de ping pong, una consola de video juegos vintage, posters de nuestras bandas favoritas en las paredes y una librería pequeña para el que tenga ganas de inspirarse con un poco de lectura”, dice Viktoras Jucikas, co-founder de Yplan. Jucikas explica que estos elementos son irremplazables a la hora de propiciar la interacción social. La música también es una buena aliada para mantener la energía de la oficina bien arriba. Está bueno que los empleados puedan ser DJ’s por un día y compartan con sus compañeros sus playlists favoritos.

Panza llena, corazón contento

La filosofía de lograr un estado físico-mental saludable a través de una alimentación balanceada se extiende a lo largo del globo y ya son multitud los managers que se aseguran de que en sus espacios de trabajo no falte un excelente café, además de ofrecer desayunos o meriendas para celebrar alguna ocasión especial. “La comida es una fuerza de unión inigualable cuando celebramos noticias importantes, como el lanzamiento de un producto o una incorporación de personal”, asegura Alastair Mitchell, CEO de Huddle.

Compartir es interesarse

Por ahí tu compañía no esté en un nivel que le permita bancar su propia oficina. Que no cunda el pánico: los espacios de trabajo compartidos pueden ser una alternativa muy útil para que tu equipo tenga acceso a todos estos items. “Las oficinas de Tawkon están dentro de un coworking space muy particular que cuenta con oficinas cerradas y espacios abiertos para que cada startup encuentre su balance. Todos compartimos las mismas facilidades y esto nos permite mantener el foco en nuestra visión al mismo tiempo que aprendemos y cooperamos con otros que están en la misma”, dice Goshen. 

Las clásicas palabras de cierre
Por sobre todas las cosas, tener una oficina de la que te sientas orgulloso va a generar que tus empleados estén felices de frecuentarla. “Nuestra oficina necesitaba ser un espacio al que nuestro equipo adore venir, en lugar de quedarse en su casa laburando con el pijama puesto”, dice Jared Simon, COO de Hotel Tonight.

Hay que trabajar fuerte en diseñar un espacio de trabajo que sea visualmente atractivo!

Visto en: The Next Web.