Para Pia,  ser community developer en La Maqui es “intenso en el buen sentido”. Trabaja desde la sede de Villa Crespo formando comunidad, y todos los maquineros que conviven con ella día a día dan fe de la buena onda que tiene y lo profesional que es con su laburo. Por eso quisimos entrevistarla, para que nos comparta un poco más sobre ella y sobre su rol. ¡Conocela!

¿Cómo llegaste a La Maqui?

Mediante un anuncio de búsqueda laboral en un grupo de Facebook. Pedían una persona que le gustará organizar eventos y tuviera formación en Relaciones Públicas así que pensé “esta es la mía” y me postulé.

¡Contanos sobre vos!

Soy de Neuquén y vivo en CABA desde hace 5 años. Me vine a la Gran Ciudad a estudiar Lic. en Relaciones Públicas en UNLZ (si bien había terminado el Prof. en Nivel Inicial en el sur, no era lo que me apasionaba del todo). En mi tiempo libre disfruto andando en rollers o bici (creo que la vida sobre ruedas siempre es más divertida), viendo qué cursos puedo tomar (soy muy nerd jaja) y saliendo con mis amigas. 

¿Cómo definirías tu trabajo?

Creo que la mejor palabra es “intenso”, en el buen sentido. De por sí el rol conlleva determinadas tareas (como generar networking, armar acciones con marcas, organizar eventos, estar pendiente del espacio, etc) y además, tener un tiempo para conversar con los maquineros y evaluar cómo está siendo su experiencia en el espacio. Se genera una energía de la cual disfruto muchísimo. 

Si tuvieras que elegir una de todas las actividades que organizaste: ¿Cuál sería y por qué?

Definitivamente la Meetup de UX & Optimization Night by Agrofy. Fue el primer evento que organicé sobre tecnología, eso me obligó a investigar más sobre los temas para saber el público objetivo del evento y, además, fue un reto porque la convocatoria fue para maquineros y públicos externos. Ese día llovió un montón y hasta último momento creí que no iba a venir nadie pero al final llegamos a un buen número de asistentes. Todos quedaron felices.

Me resulta importante resaltar que más allá de que mi rol sea el desarrollo de la comunidad, cuento con un equipo en la sede que me brinda apoyo en cada acción, evento, actividad y en el día a día hace que los resultados sean tan positivos. 

¿Cómo ves a la comunidad maquinera de VC?

¡Muy alegre y amigable!  Los y las maquineros/as nuevos se integran a los grupos rápidamente, desde que entras a la sede hay buena vibra y gente dispuesta a charlar o compartir un mate. Son fans de los Simpsons, los memes, los videojuegos, los afters y, obviamente, ¡la fiesta!

¿Qué lecciones aprendiste desde tu rol?

Aprendí a ser más flexible, a aceptar que los planes más detallados pueden tener imprevistos y que siempre hay una manera de solucionar todo, en especial si se cuenta con un buen equipo. 

¿Cuáles son para vos las aptitudes que tiene que tener un o una community en La Maquinita?

Principalmente, creo que tiene que ser profesional. Desde afuera a veces puede darse la impresión de que desarrollar comunidad es  “armar un par de eventos”, pero en el día a día la complejidad del puesto es alta, y el CD tiene que contar con herramientas que le permitan resolver velozmente y fundamentar la toma de decisiones. También poder trabajar en equipo, ser multitasking y tener capacidad de escucha. 

¡Contanos alguna anécdota divertida de tu comunidad!

Una tarde un maquinero mandó por el grupo de WhatsApp una foto de un perro enorme en el pasillo del primer piso, y casi me muero porque había estado trabajando en el front toda la tarde y no lo había visto subir. Al segundo todos comenzaron a comentar “qué lindo perro”, “¿dónde está?”; pasado un rato empezaron a subir sus fotos con el perro... que resultó ser el nuevo filtro de Instagram. 

 

¡Gracias Pia por formar parte de la comunidad de La Maquinita Co!