El maquinero Enrique Novomisky lleva más de una década como emprendedor. Kike, porteño, analista en sistemas por la UBA y estudiante de teatro como segunda pasión, dejó el mundo corporativo a los 25 para crear Accendra, que logró vender a Globant. En 2011 se asoció con su amigo de la infancia, el marketinero Martín Biegun, con la idea de convertir Facebook en algo más que un canal de branding. Así nació WoowUp, una combinación “super wow”, que lleva a fans hiper fidelizados con las marcas a dar un paso más y convertirse en clientes. Hoy, en su tercer año de vida, los WoowUp son un equipo de siete personas y manejan cuentas como Club La Nación y Farmacity. 

¿Qué es WoowUp?
Nos dedicamos a ayudar a las empresas a que generen ingresos a través de su fan page de Facebook. Por lo general, las empresas tienen muchos fans pero no saben bien que hacer con ellos. Tienen 50.000 fans, por ejemplo, pero no tienen 50.000 clientes. En WoowUp ofrecemos una herramienta de marketing que linkea a los fans desde Facebook a su sitio web o plataforma de ecommerce. La herramienta es un programa de beneficios orientado al mundo 2.0 y sirve para cualquier empresa que llega con su producto o servicio a un consumidor final. No hace falta que sea una corporación gigante. La idea es convertir al Facebook en un canal de venta, algo más que un canal de posicionamiento. 

¿Cómo surgió la idea de emprender?
WoowUp es mi segundo emprendimiento. Mi primera empresa la fundé en pleno corralito, un momento difícil para emprender, pero aposté por el “donde hay crisis, hay oportunidad”. Tenía 26 años, un poco de guita ahorrada y la chispita de tener algo propio. Me la jugué, y con esa experiencia salí del mercado corporativo. En 2011 decidí empezar de cero con otro proyecto. Y da la casualidad de que Martín, un amigo que venía de marketing de Microsoft, tenía ganas de arrancar algo por su cuenta. Yo vengo del área de sistemas así que decidimos juntar tecnología con marketing. En ese momento, el Facebook “para empresas” ya estaba en pleno auge, pero muy focalizado a lograr posicionamiento. Las redes sociales solo servían para el branding. Así que esta idea de lograr un canal de ventas a través del Facebook nos pareció innovadora. 

Se lanzaron a la pileta en un mercado que estaba en pañales. ¿Cómo hicieron para conseguir los primeros clientes?
En una primera instancia desarrollamos un prototipo, que lo hicimos rapidísimo, para testear en el mercado si la idea prendía o no. Con el prototipo en mano, fuimos a visitar a diez clientes conocidos y se los ofrecimos. De este grupo, cinco manifestaron querer probarlo. Así que lanzamos una prueba piloto durante unos meses, ¡y funcionó! Cuando vimos que los resultaron eran los esperados, nos mandamos a construir la aplicación real. En ese momento ingresamos a la aceleradora de emprendimientos de Internet NXTP. Nos gustó la idea de seguir el camino “Silicon Valley”: buscar inversores, generar un producto, capacitarnos, armar la red de contactos y lanzarnos preparados.

 

¿Cuál es el balance que hacen hoy? 
Muy positivo. Lanzamos en septiembre de 2011 así que llevamos más de dos años con el producto en la calle. En un tiempo relativamente corto logramos un producto que sirve tanto a las PYMES como a las grandes empresas. Brindamos soporte a startups como nosotros mismos y también logramos meter grandes corporaciones como Club La Nación y Farmacity. WoowUp apostó por este modelo desde el vamos, cuando todavía no se utilizaba Facebook con fines comerciales. Y aún hoy creemos que estamos en un mercado que todavía no explotó, sino que está por explotar. Así que nos sentimos “bien parados”.

¿Cómo decidieron instalarse en un cowork space?
Cuando nos fuimos de NXTP tuvimos una charla en la que nos planteamos cómo seguir, si alquilarnos una oficina propia o no. Y concluimos en que a nosotros, una startup en pleno arranque, nos nutría el contacto con otras empresas que están en el mismo camino. Y nos decidimos por un espacio de coworking. En la oficina propia estás vos solo. El cowork space tiene la constante interacción con otros emprendedores que la reman como vos y esa sinergia que se forma es impagable. En mi opinión, para las start ups, el camino comienza definitivamente en un espacio de cowork y después, en otra etapa, viene la oficina propia. Es mucho más valioso lo que te llevás compartiendo con otra gente.

Si querés contactar a Kike, está en Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.">Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.. Twitter: @WoowUp