Por Marina Corbata

No podemos negarlo. En pocos años, fieles a su naturaleza, las redes sociales viralizaron nuestras vidas con una fuerza arrasadora. Hoy, desde una nueva dimensión, verbos como “compartir”, “gustar”, “etiquetar” y “conectar” son parte de nuestro vocabulario cotidiano. ¡Y ni hablar de las incorporaciones verbales como “tuitear” y “pinear”, ya tan legitimados como los clásicos “comer” y “dormir”! La evolución de estas tecnologías transformó en forma radical el modo en que nos comunicamos.

En la esfera de la personal, está en uno la decisión de surfear (o dejar pasar) la ola de las redes sociales. Muchos deciden no meterse en el juego, quizás abrumados por los efectos absorbentes de “la red”. Pero nadie que esté detrás de una marca puede optar por quedarse afuera de esta revolución social. Toda empresa, grande o pequeña, busca su lugar en las redes sociales. A simple vista, el desafío no parece complejo. En definitiva, hacer una cuenta de Twitter o de Facebook es gratis y por lo general, usamos estos medios en forma recreativa. Sin embargo —y como todo en esta vida—, existen ciertas pautas que indican como deben actuar las empresas para poder comunicarse efectivamente a través de estos medios y asegurarse de que sus mensajes golpeen fuerte.

Acá van las 20 reglas de oro de las redes sociales. ¿Te sirven? Las podés compartir!