El pilar de La Maquinita Co. es la sinergia, y cuando se realiza exitosamente pasan cosas como esta: hoy tenemos nuestro propio libro. Tras meses de trabajo 100% colaborativo entre todos los engranajes de nuestra comunidad podemos decir con orgullo que el libro es una realidad. Entrevistamos a Renzo Espósito, activo engranaje de la Maquinita, quien junto a Julián Galeano plantó por primera vez la semilla del libro y se encargó de regarlo hasta su cosecha final. Conoocé el behind the scenes de este proyecto colaborativo en la siguiente nota. 

¿Cómo surgió la idea de hacer un libro de La Maquinita?

Junto a Julián, amigo de hace muchos años con el cual encaramos muchos proyectos, nos gusta generar ideas que podamos ejecutar en un tiempo corto y que nos ayuden a aprender cosas nuevas que impliquen un real desafío. 

Desde Junio estoy trabajando desde La Maquinita, y eso me permitió empezar a vivir la sinergia. Trabajar desde acá fue una experiencia transformadora tanto a nivel personal como para mis proyectos. Y simplemente por el hecho de estar presente en La Maqui es que surgió esta idea: buscando generar algo que pueda hacerse entre todos en el menor tiempo posible, un proyecto en el cual todas las empresas o freelancers que trabajen desde el espacio puedan participar a través de un capítulo. Nos pareció que la idea estaba buena y que la única forma de hacerlo posible sería mediante la sinergia de todos.

¿Quiénes participaron en el proceso y qué rol tuvo cada uno?

El equipo principal está formado por varias personas, cada una con su rol determinado:

Coordinación editorial: Renzo Espósito y Julián Galeano
Dirección de arte: Ana Lozano Londoño
Diagramación: Luciano Agüero
Fotografía: Hernán Matías Bloch
Corrección ortográfica: Lali Bonomini
Junto a muchos otros colaboradores que se sumaron para darnos una mano.

¿Qué buscan transmitir con el libro?

Un día en el medio de un almuerzo nos llamó especialmente la atención cómo entre todos los maquineros, tanto empresas como freelancers, se conocían y hablaban sin ningún tipo de miedo o timidez. Los nuevos llegaban y en seguida entraban en sintonía con La Maqui, y así empezamos a notar que la sinergia no era un simple slogan: era algo real.

Inmediatamente arrancamos a pensar cómo podíamos transmitir de la mejor manera esa sensación que estábamos viviendo hasta que, en formato de broma, surgió la idea de hacer un libro… broma va, broma viene, terminamos haciéndolo de verdad.

¿Piensan hacerlo en formato físico además de digital?

Muchos nos consultaron esto. A raíz de las consultas empezamos a hablar bastante la idea, y hoy en día estoy seguro de que en los próximos 60 días tendremos el libro en formato físico.

¿Cuántas empresas participaron del proyecto?

Más de 50 empresas y trabajadores freelance.

¿Cuánto tiempo les llevó?

La idea surgió a finales de noviembre y el cierre del libro fue el 18 de marzo, así que prácticamente tres meses y medio.

¿Cómo fue llevado adelante el proceso? ¿Cuál fue la metodología de armado?

A cada empresa le dábamos la opción de generar su capitulo mediante unas preguntas, o por medio de una entrevista. Les hacíamos la entrevista en audio, luego ese audio se desgrababa y ahí seguía un proceso de ordenar la información y darle un estilo al texto, sin modificar lo que decía la persona. Después pasaba por corrección, varias personas releyeron los capitulos en búsqueda de errores de redacción, y por último terminaba en diagramación y diseño gráfico. 

¿Alguna anécdota divertida que haya ocurrido durante el proceso del libro?

Imprimimos las primeras copias del libro para empezar a visualizarlo fuera de la compu y comparar más cómodamente las notas. Por nuestra mesa pasó Patricio Rozo, que al ver su foto reconoció su capítulo y no pudo evitar frenar para leerse. “¡¿WOW esto lo dije yo?!”. No pudo soltar su capítulo, literalmente hablando, y se lo llevó para releerlo y devolverlo al otro día. Finalmente el secuestro se resolvió tres días después, pero con Pato más que conforme con el resultado.

¿Algo más que quieras contarnos sobre esta experiencia?

Realmente emprendimos un proyecto que en un comienzo no teníamos idea de cómo hacer, ni si llegaríamos a realizarlo en el corto plazo. La única certeza que teníamos es que estábamos rodeados de profesionales que podrían ayudarnos a cumplir con esa visión inicial de transmitir la sinergia que vivimos día a día en La Maqui, y con eso alcanzó y sobró. Teníamos el objetivo y la fe en que lo íbamos a poder hacer, y así fue.

El primer gran desafío fue conseguir que desde La Maquinita nos den el “OK” para hacer este proyecto colaborativo ad honorem, luego buscar el equipo que se sume y también esté dispuesto a brindarnos su tiempo. Una vez superada estas instancias entendimos que la idea era posible, tan solo debíamos trabajar, esforzarnos y no perder la fe en que llegaríamos a cumplir este sueño.

 Ese es el mensaje que le queremos dejar a quienes vayan llegando a La Maquinita: no tengan miedo de hacer sinergia. Este es un espacio de coworking en el cual las oportunidades están en todos lados, no existen los imposibles. Por ende, si el espacio está genial y el entorno igual: ¡solo resta emprender!
 

¡Muchas gracias Renzo por ser parte de La Maquinita Co. y haber impulsado este proyecto colaborativo!
Les dejamos el link de descarga del libro para quienes quieran leerlo acá.