Esta semana te presentamos otro engranaje de La Maquinita Co.: Constanza Mendoza. Constanza es traductora y trabaja independientemente hace 15 años. Para ella emprender es llevar adelante una idea y transformarla en una forma de vida. Conocé su historia en la siguiente nota.

Contanos un poco sobre vos: un sueño, un hobby y un lugar en el mundo.

Hobby: Cocinar, leer, sacar fotos.

Un lugar en el mundo: Pittsburgh, Pennsylvania, en EE. UU. Viví un par de años ahí, y tengo hermosos recuerdos de esa etapa. Dejamos amigos muy queridos que harán que volver a visitar la ciudad sea un plan frecuente.

Un sueño: Una casa más grande para poder recibir con más comodidad a los amigos y la familia. 

¿En qué consiste tu trabajo diario?

Uso programas especializados para traducir textos de empresas de todo tipo. Manuales técnicos, investigaciones médicas, marketing para empresas. Todo pasa por un software especial que me asiste para ser más coherente y poder consultar lo que ya hice. También traduzco sitios web, y manipulo los tags html, así que además de conocimientos lingüísticos aplico un poco de información de lenguajes de programación. Básicamente, yo toco el texto y dejo alrededor el código.

¿Hace cuántos años te independizaste? ¿Te acordás del momento exacto en el que lo decidiste?

Soy independiente desde el primer día de trabajo, hace ya 15 años. NUNCA trabajé en relación de dependencia. Mi libertad vale mucho y hasta ahora ninguna oferta laboral cumplió mis expectativas como para resignar ser mi propia jefa.

¿Te enfrentaste con algún contratiempo al principio? ¿Cómo lo afrontaste?

Empecé hace mucho, así que mis principales dificultades al principio fueron más que nada técnicas. Vivía en una ciudad chica y por dificultades con las conexiones de internet (estamos hablando de hace 15 años), más de una vez terminé hecha un mar de lágrimas mientras sacudía un módem.

¿Qué ventajas tiene a tu criterio trabajar por tu cuenta? ¿Nunca  consideraste asociarte con alguien?

La principal ventaja es rendir cuentas a mí misma. Proponerme mis objetivos y poder entender que si no llegué a lo que tenía en mente nadie me va a evaluar negativamente. Simplemente hago autocrítica y replanteo a dónde voy. Me encantaría asociarme a alguien. Soy híper responsable, entonces ser una sola persona al frente de todo también es cansador, cuesta tomarse vacaciones o días libres. Y también está bueno poder debatir con otro las decisiones cuando hay momentos de indecisión.

¿Qué es lo que más te divierte de tu trabajo?

La variedad. Trabajar para tantas empresas distintas me permitió durante mis años de traductora enterarme y aprender de los temas más variados. Toda traducción implica aprender el tema, entender lo que se dice, cómo se hace algo, y para qué. Un día me toca entender sobre una enfermedad muy específica y cómo funciona el cuerpo humano, otro día quizás esté tratando de descifrar cómo se fabrica el acero y cómo se llaman las piezas de las máquinas. También hay sorpresas que te alegran, como recibir pedidos de traducciones para organizaciones benéficas, traducir videojuegos o folletos para parques temáticos.

¿Qué es para vos emprender? ¿Qué te inspira a la hora de emprender?

Para mi emprender es llevar adelante una idea y transformarla en una forma de vida. Después de todo, pasamos la mayor parte de nuestro tiempo trabajando. Convertir algo que uno sabe hacer o que le gusta hacer en algo para ofrecer a otro, y recibir una compensación monetaria. Implica arriesgar y dar mucho de uno.

Lo nuevo TIENE que ser una inspiración. Emprender es ser motor, no quedarse quieto ni cómodo, es evolucionar constantemente y adaptarse. 

De acá a cinco años, ¿Qué te gustaría estar haciendo?

Me gustaría estar haciendo lo mismo que ahora, con más volumen de palabras traducidas, pero con un equipo de trabajo que me apoye, poder encontrar alguien en quien confiar y delegar. 

¿Por qué elegís un espacio de coworking como La Maquinita?

Porque no se puede emprender viviendo adentro de una almeja. Hay que evitar el ostracismo, contagiarse de los demás, compartir y aprender de otros. La Maquinita me permite diferenciar entre el tiempo de trabajo y el ocio, pasarla bien en un lugar de trabajo donde hay muchos otros emprendedores de quienes puedo aprender muchísimo y que también pueden nutrirse de lo que yo tengo para dar. 

Una frase que te inspire.

“If you’re not making someone else’s life better, then you’re living yours wrong." 

 

¡Gracias Constanza por formar parte de la comunidad de La Maquinita Co.!