Martes, 16.30 hs, La Maquinita Palermo. En el mismo lugar que los vio ganar hace menos de dos semanas se reencuentran Peter Oriolo, Hernán Bloch, Gustavo Soler y Martin Fox. Entre los cuatro vuela una sensación común, una especie de orgullo, satisfacción y, quizás en algún rincón de la sala, una pizca de ansiedad generalizada. Ellos son Goblets, los maquineros que con su app brubr obtuvieron el primer premio del Hackatón de Eklos para ABInBev: un viaje a San Francisco para todo el equipo. En esta nota charlamos sobre su idea, la experiencia que vivieron en el Hackaton, sus consejos para este tipo de competencias y sus expectativas para el viaje.

Cuéntennos primero: ¿Por qué el nombre 'Goblets'?

H: Goblets es la forma en que llaman a los vasos de cerveza en Bélgica. Cuando nos pusimos a pensar posibles nombres, buscando algo relacionado con cerveza, surgió esa palabra y nos gustó.

M: Pero también era el nombre de la app que íbamos a hacer en un principio cuando nos anotamos al Hackatón…

H: ¡Es verdad! La primer idea, que al final no fue. ¿La contamos?

Cuatro cabezas giran a la vez, se miran, dudan una milésima de segundo y asienten.

H: Queríamos crear un club de cerveza al cual la gente se pueda asociar mediante una app, y de esa manera acceder a una red de bares determinada para tener birra ilimitada. Por diversas razones esa idea mutó, pero el nombre quedó.

M: Además así nos habíamos inscripto de entrada. Nosotros, Goblets. La app, brubr.

¿En qué consiste la app?

P: Conectamos vecinos que quieren cerveza con vecinos que tienen cerveza con la idea de que unos se puedan tomar una fria cuando sea que la necesiten, que otros se hagan unos pesos, y que todos se hagan amigos.

G: Y sumale que la birra llega más rapido que cualquier otro delivery, helada... y con retornables.

P:  Podemos decir que alimentamos la verdadera red social del barrio al servicio de Elsa.

¿Al servicio de qué Elsa?

P: El sabor del encuentro

Risas

¿Es la primera vez que se anotan en un hackaton?

P: No, yo ya había participado de un start-up weekend y algo de emprendedurismo. Siempre salí segundo… y nunca había segundo premio. 

G: Como participante es la primera vez que formo parte de una. Estuve en un hackaton de Mercado Libre como coordinador, y solo prepare el material, no la presencié.

M: Yo había ido a hackatones como oyente. De hecho a las que fui entré y me fui y no terminé de entender bien qué era un hackatón hasta que participé en esta.

Muy buena forma de entenderlo, ganando el primer premio. ¿Es la primera vez que trabajan juntos en un proyecto?

H: Si, y funcionó bárbaro. Más allá del resultado, el complemento que logramos entre los cuatro fue completamente perfecto.

M: Por momentos fue un poco tenso…

H: No fue tenso, fue intenso. Por la presión del hackaton, de la fecha límite, de la gente. Pero fluyó porque teníamos todas las habilidades que requeríamos.

P: y de hecho, honestamente, trabajamos la mitad que todos los otros equipos.

Se miran

P: Salvo Martín.

¿Qué hacía Martin?

M: Básicamente diseñé el prototipo. O sea el diseño propiamente dicho lo armamos todos juntos en un pizarrón, pero yo lo bajé a la compu, lo prototipé.

H: Martín era el ‘Chief executive prototyper’

M: Algo así. Y la idea surgió de un torbellino por whatsapp, nos propusimos empezar a bardear y tirar conceptos, y terminó derivando en esto

G: Nació por whatsapp y lo terminamos de consolidar saliendo todos a cenar.

P: Yo no fui a cenar, pero ya venía en mi mente con la idea de ‘bruberizar’ el delivery de cerveza y hubo un match cuando me la contaron, así que me encantó de entrada.

H: Y dudamos un poco cuando llegamos al hackaton y escuchamos un ‘chicos todos, están hacienda la misma idea’. Por un segundo pensamos que era la nuestra, pero no… Lo cual fue un alivio.

M: Sí, y además uno de los organizadores de Eklos dijo que había dos ideas parecidas funcionando en EEUU, y uno de los puntos de evaluación era justamente la innovación.

H: Vimos que la nuestra tenia innovación.

Y el resto de ustedes, ¿Qué rol cumplía?

H: Hubo mucha superposición de roles. Peter fue algo así como el jefe creativo, yo oficié de ejecutor, coordinador, actor del video, editor… La experiencia de usuario la armamos entre todos. Gustavo tiraba las ideas de las pantallas, aportó mucho en el tema de procesos, ayudó con el prototitpo, la investigación de Mercado sobre otras empresas similares.

M: Peter aportó con su investigación de Mercado, la presentación del pitch. Todos estuvimos involucrados en las tareas del resto, metidos en todo el proceso desde el principio, pasando por el prototipado hasta el momento del pitch.

G: Hasta la herramienta de prototipado la elegimos entre todos, decidimos hacerlo en Just in Mind.

H: El día anterior estábamos bajando herramientas de prototipado, teníamos Invision en la cabeza pero Fox descubrió esta y nos encantó.

¿Qué aprendieron de la experiencia?

P:  Más que aprender, confirmé que es más importante cómo comunicás el valor de la idea que, por lo menos en esta instancia, la construcción del producto u ejecución.

H: Sobre todo a coordinar roles, trabajar juntos hacia un fin común.

M: Prestar atención a lo que te piden. Cuando la gente pregunta ‘por qué ganamos’, yo  creo que porque prestamos atención a cuáles eran los puntos a ganar. Todos los equipos se mataron con máquinas y robots y nosotros vinimos a pasarla bien, escuchamos qué necesitaban y entendimos que tenés solo cinco minutos para desarrollar tu idea. Durante todo el finde cuando veíamos que nos íbamos por las ramas frenábamos, decíamos ‘pará, esto en cinco minutos no entra, reduzcamos’ y así cada punto en la pantalla, cada click en el prototipo, la presentación, qué decir, la duració de las escenas, etc, todo fue pensando en esos cinco minutos ‘de fama’.

G: La interacción con distintas personas que pertenecen a distintas áreas, y ver cómo todos desde su lugar pueden aportar a una idea en común, potenciando la sinergia. Pude capitalizar algo bueno de todos: participantes, gente de Quilmes, gente de Eklos.

P: Enfocarte en tu idea sin ver lo que hace el resto. Como dijo el fundador de Foursquare cuando todo el mundo le decía que había muchas apps haciendo lo mismo: me chupa un huevo lo que hace el resto. Tenemos una idea y le damos para adelante. Y otra cosa importante que aprendí es algo importante sobre el ego: controlarlo a nivel equipo, pero reservando un poco para venderlo. Hay que saber administrar el ego.

¿Se esperaban ganar?

Varios ‘sí’ y ‘no’ se chocaron a la vez, hasta que se ordenaron para responder

G: Cuando entré el sábado estaba dificil, pero después del primer feedback tuvimos muy buena respuesta y el sueño de ser ganadores empezó a materializarse de a poquito.

H: ¡Yo sí! Tenía fé en la idea y en el equipo.

M: ¿En qué momento pensabas que íbamos a ganar?

H: Desde que te recluté.

P: Yo no tenia ganas de desilusionarme porque ya me había pasado antes, vine a divertirme y comer cosas gratis.

M: Yo vine a lo mismo que Peter. A divertirme, comer y tomar cerveza

¿Qué expectativas tienen para el viaje a Silicon Valley?

M: Nos vamos cinco días, tres a San Francisco a conocer oficinas de innovación y otras incubadoras en Silicon Valley, y dos a Chicago a ver los centros de innovación de ABinBev. Después nos vamos a quedar un tiempo más por nuestra cuenta.

G: Me gustaría conocer sponsors para poder desarrollar más el proyecto.

P: La actitud que tengamos profesionalmente va a depender mucho de que pase con el programa de aceleración de Eklos al que aplicamos. Podemos ir preseleccionados o habiendo sido elegidos… y las cosas serían muy distintas. Estamos dejando que fluya.

¿Qué no va a faltar en su valija? Un item cada uno

P: Un libro en papel. Y un cigarro, por si quedamos seleccionados en la aceleradora.

H: La cámara de fotos.

M: Mi traje de neoprene. La tabla la compro allá.

G: Mi kite.

Por último, lo que todos queremos saber: ¿planean seguir presentándose juntos a hackatones, o fue un one hit wonder?

P: One hit wonder.

M: Amor de un fin de semana.

H: ¿Por qué? Yo pienso que puede ser

G: Sí, totalmente, con el mismo equipo…

H: Si hay algo que se ve en el hackatón es que normalmente las cosas que pasan en un período de tiempo determinado pasan todas juntas, entonces cataliza procesos y a su vez resultados… está buenísimo. Yo creo que va a haber más Goblets en un futuro.

F: Puede ser.

P: Dejémoslo como un final abierto.

Final abierto o no, hay algo seguro: Goblets se va a Silicon Valley, y desde La Maquinita Co. estamos muy orgullosos de que el único equipo maquinero del Hackatón se haya ganado esta oportunidad. Estaremos escuchando más de ellos próximamente cuando crucen el charco. Stay tuned.