El mes pasado dimos inicio a un nuevo ciclo maquinero en la sede Palermo, algo a lo que decidimos llamar Me to We. El propósito de este ciclo es brindar acceso a conocimiento práctico de negocio y la premisa es simple: un miembro de nuestra comunidad (me) le enseña a otros miembros (we) sus conocimientos sobre un tema en el que sea especialista. La idea es que nuestros engranajes lleven el poder de la sinergia un paso más allá e incorporen nuevos conocimientos útiles para sus empresas y emprendimientos de la mano de un profesional especializado. Brindarles una oportunidad de aprender un concepto útil para su negocio teniendo como portavoz a un emprendedor maquinero que, en criollo, la tiene clarísima.

En nuestra primera edición de Me to We Sebastián Paschmann, founder de Proteína, nos enseñó las bases del Brand Positioning Statement, así como también las técnicas que debe saber todo aquel que quiera posicionar su proyecto, producto o servicio en el mercado. Show us how it's done, Seba.


Sebastián Paschmann, founder de Proteína y engranaje de la sede Palermo

El orador inició la conversación con una pregunta: ¿Cuál es nuestra declaración hacia el mercado? A partir de este disparador se invitó a los presentes a encontrar un punto medio entre lo que quiere el consumidor y lo que nuestra marca hace mejor que el resto, ubicando de esta manera el match que hace a nuestros negocios. Ese punto en el cual cada uno como emprendedor o empresario necesita identificar sus tres zonas de interés: la ganadora, la perdedora y la riesgosa. Reconocer estas zonas es un paso clave para entender hacia dónde enfocar nuestras energías de trabajo. Qué áreas de oportun presentan oportunidades a desarrollar, y cuáles conviene hacer a un lado.

Mediante ejercicios prácticos todos los presentes trabajaron en sus propios proyectos, tratando de encontrar esta declaración de marca. Entre otros temas Sebastián resaltó la importancia de otorgar y expresar valor: quién es nuestra audiencia, cuál es nuestra propuesta de valor, cuáles son nuestros ‘reasons to believe’ y, finalmente, cómo aplica en nuestro caso el ya mencionado Brand Positioning Statement.

Y así cerró el primer Me to We, entre medio de hojas, post its, ideas y conceptos que seguramente quedarán dando vueltas en las cabezas de cada engranaje presente en la sala, buscando la forma de asentarse finalmente en sus negocios y sus vidas en general. Un maquinero implantó un concepto de negocio en los cerebros de los demás cual semilla de inception comenzando a germinar, ahora queda esperar y ver qué florece del encuentro.

¡Hasta el próximo Me to We!

 

 

 

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar